Optimizar y Acelerar Windows 10

Cualquier ordenador que cumpla los requisitos mínimos de Windows 10 funcionará mejor con éste que con las versiones anteriores del sistema operativo de Microsoft. En cualquier caso, siempre conviene tener optimizado nuestro sistema operativo y sacar el máximo provecho del hardware.

Cualquier equipo que sea capaz de funcionar con Windows XP, también puede hacerlo con Windows 10, aunque habrá que optimizar el SO al máximo para que funcione correctamente en equipos antiguos.


Requisitos Minimos de Windows 10

Estos son los requisitos mínimos para instalar Windows 10 en un PC. Si tu equipo no cumple estos requisitos, no disfrutarás de una experiencia óptima con Windows 10.

  • CPU:

    Procesador a 1 GHz o sistema en un chip (SoC).

  • RAM:
    1 GB para 32 bits o 2 GB para 64 bits
  • Espacio:

    16 GB para 32 bits o 32 GB para 64 bits.

  • GPU:
    DirectX 9 o posterior con un controlador WDDM 1.0

Ahora veremos qué cosas puedes configurar, ajustar o eliminar para que tu sistema operativo Windows 10 funcione con fluidez en un equipo antiguo o de bajo rendimiento.

Aunque todo lo que explicamos a continuación es reversible y no tiene consecuencias negativas, es conveniente crear un punto de restauración del sistema.

Personalización Windows 10

Accede a la pantalla de opciones de configuración a través del icono de Inicio [ / Configuración / Personalización ].

En la sección del menú colores, elegir el color Oscuro y desactiva los Efectos de transparencia. Además de usar menos memoria RAM, consumirás menos energía. Esto es importante especialmente en portátiles, ya que le daremos más vida útil a la batería.

Vamos ahora a las opciones de Pantalla de bloqueo.

  • Establece el fondo como Imagen y elige una de las predeterminadas o una propia en Examinar.

  • Desactiva Mostrar datos curiosos, sugerencias, consejos y más en la pantalla de bloqueo.

  • En la sección Inicio, desactiva todas las opciones. Además de ahorrar memoria RAM, Windows usará menos espacio en disco al no tener que guardar registros de aplicaciones y elementos abiertos recientemente.

En esta sección de la configuración de Windows 10 puedes personalizar muchas más cosas, pero estas no afectan directamente al rendimiento. Explora y cambia la apariencia a tu gusto.

Liberar Espacio

Cuando se actualiza a Windows 10 desde una versión anterior, se guardan en el disco duro los archivos necesarios para deshacer los cambios y volver a la versión anterior.

Después de instalar Windows 10 y comprobar que todo funciona correctamente, podemos eliminar estos archivos y liberar espacio en el disco de almacenamiento con el fin de optimizar Windows 10.

  • Abre el Explorador de Windows, selecciona Este equipo y haz clic derecho sobre la unidad [ Disco local C: ] y clic en la opción Propiedades.

  • Clic en Liberar espacio y Limpiar archivos del sistema.

Propiedades Disco
Propiedades Disco
Liberador de Espacio
Liberador de Espacio

Opciones de Rendimiento Windows 10

La configuración del rendimiento del sistema es un paso importante a la hora de optimizar Windows 10, sobre todo en equipos que van justos de recursos en hardware.

  • Abre el Explorador de archivos [ Windows + E ] haz clic con el botón derecho sobre [ Este equipo ] y selecciona Propiedades.

  • En la ventana de información del sistema, haz clic en Configuración Avanzada del Sistema.

  • 3. Dirígete a la pestaña Opciones avanzadas y haz clic en Configuración de la sección Rendimiento.

  • 4. Selecciona Ajustar para obtener el mejor rendimiento, en la pestaña Efectos visuales, y haz clic en Aceptar. Con esto eliminamos los efectos visuales como sombras de ventanas e iconos que consumen memoria RAM.

Propiedades del Sistema
3. Propiedades del Sistema
Opciones de Rendimiento
4. Opciones de Rendimiento

Acelerar conexiones de red y ahorrar ancho de banda

El rendimiento en red de tu equipo también afecta a la optimización de Windows 10.

  • Ve a Inicio / Configuración / Actualización y seguridad.
  • Haz clic en Opciones avanzadas.
  • Clic en "Optimización de distribución".

  • Desactiva "Permitir descargas de otros equipos".

Manteniendo esta opción activa puede ayudarte a obtener actualizaciones y aplicaciones más rápidamente, pero tu equipo también envía partes de las aplicaciones o actualizaciones que has descargado a otros equipos de la red local o de Internet, consumiendo un considerable ancho de banda.

Ahora accede y abre el centro de Seguridad de Windows Defender.

  • Haz clic en Configuración, en la esquina inferior izquierda.
  • Desactiva las notificaciones de la seguridad de Windows y Haz clic en Configuración de antivirus y protección contra amenazas.

  • Desactiva "Protección basada en la nube" y "Envío de muestras automático". Tras la desactivación nos alerta con un icono y mensaje de aviso, simplemente podemos descartarlo haciendo clic en "Descartar".

El antivirus Windows Defender está a la altura de cualquier antivirus gratuito de terceros. Estos consumen mucho ancho de banda de conexión a Internet, por lo que aconsejamos desinstalarlos.

Desde que se lanzó Windows 10 hemos analizado y trabajado con Windows Defender y no hemos tenido ningún problema. Incluso, ha detectado amenazas que otros antivirus gratuitos de terceros no detectaron.

Recomendación: tener solo un antivirus instalado, si quieres usar uno gratuito, el antivirus Windows Defender es suficiente.

Eliminar Archivos Temporales

Con el paso del tiempo el sistema va acumulando archivos temporales ocupando en muchos casos gran espacio de almacenamiento en disco. Con este procedimiento conseguiremos liberar espacio y optimizar un poco más Windows 10.

  • Presiona las teclas INICIO [ + R ]

  • Escribe %temp% en el campo de texto y clic en Aceptar.

  • Selecciona todo pulsando CONTROL + E y clic en Eliminar o pulsa la tecla SUPRIMIR.

Algunos archivos y carpetas no podrán ser eliminados porque están siendo usados por el sistema o los programas abiertos. En este caso, selecciona la casilla "Hacer esto para todos los elementos actuales" y haz clic en Omitir.

Si aparece una ventana advirtiendo que necesitas proporcionar permisos de administrador para eliminar algún elemento, selecciona la casilla "Hacer esto para todos los elementos actuales" y haz clic en Continuar.

Eliminar Registros del Visor de Eventos

Windows guarda todo lo que ocurre en el registro de eventos, este va aumentando con el paso del tiempo. Es conveniente vaciarlo de vez en cuando para optimizar Windows 10.

  • Haz clic derecho sobre el icono de INICIO y selecciona Visor de eventos.

  • Despliega la carpeta Registros de Windows en el panel de la izquierda.

  • Selecciona "Aplicación" con el botón derecho del ratón y pulsa en Vaciar registro.

  • Haz clic en Borrar en la ventana emergente.

  • Haz lo mismo con el resto de registros, Seguridad, Instalación, Sistema...

Estos registros no son necesarios a no ser que seas un administrador de red.

Deshabilitar Aplicaciones de Inicio

Las aplicaciones que se ejecutan he inician cada vez que encendemos el equipo, es una de las cosas que afecta al rendimiento de Windows 10. Es conveniente que sólo se inicien las que sean absolutamente necesarias para el correcto funcionamiento o uso de las mismas.

  • Haz clic derecho sobre la barra de tareas y abre el Administrador de tareas.

  • Haz clic en la pestaña de Inicio. Aquí aparecen las aplicaciones que se inician cada vez que arranca el equipo, consumiendo memoria y recursos.

  • Algunas de ellas son necesarias y otras no. Selecciona todas las que quieras deshabilitar y pulsa sobre el botón Deshabilitar. La próxima vez que inicies Windows estas aplicaciones no se ejecutarán.

Si al iniciar de nuevo el sistema notas algún comportamiento extraño o te falta algo que consideres necesario, sólo tienes que volver a la ventana del Administrador de tareas y volver a habilitar la aplicación correspondiente.

Deshabilitar Aplicaciones 2º Plano

Las aplicaciones que se ejecutan en segundo plano, es una de las cosas que más afecta al rendimiento de Windows 10. Por lo que es conveniente que sólo se ejecuten las que sean absolutamente necesarias para el correcto funcionamiento o uso de las mismas.

El procedimiento es rápido para un determinado grupo de aplicaciones, ya que el sistema incorpora un sistema de detección de estas aplicaciones para que podamos obtener el control y ejecución de ellas.

No todas las aplicaciones estarán disponibles en este panel, ya que también existen servicios y otras aplicaciones internas que necesitarán estar en funcionamiento.

Para acceder a este panel de aplicaciones y configuración realizaremos los siguientes pasos:

  • Abrimos INICIO y hacemos clic en configuración .

  • Hacemos clic en la opción Privacidad.

  • Ahora en el panel izquierdo localizamos la opción "Aplicaciones en segundo plano" y lo seleccionamos para ver las opciones.

  • Desactiva "Permitir que las aplicaciones se ejecuten en segundo plano" haciendo clic en la opción inferior.

De esta forma habremos accedido a las aplicaciones que el equipo permite que se ejecuten en segundo plano y desactivado todas las aplicaciones en segundo plano.

Como puedes comprobar, la mayoría de ellas son aplicaciones nativas o instalas desde la Microsoft Store. Estas suelen utilizarse poco y ocupan recursos, por lo que conviene desactivarlas de la ejecución en segundo plano.

Desactivar Notificaciones

  • Abrimos INICIO / Configuración  / Sistema .

  • En el panel izquierdo seleccionamos Notificaciones y acciones y desactiva todas las Notificaciones.

  • Ahora en el panel izquierdo seleccionamos "Experiencias compartidas" y desactiva "Compartir entre dispositivos".

Las demás secciones del menú "Sistema" ofrecen información sobre la configuración del sistema y opciones de configuración que no afectan directamente al rendimiento del mismo.

Configuración de Privacidad

  • Abrimos INICIO / Configuración  / Privacidad .

  • En el panel izquierdo selecciona "Comentarios y diagnósticos" desplázate sobre las distintas opciones del menú y desactívalas todas.

  • Desactiva "Sugerencias y recomendaciones" y "Windows debe solicitar mis comentarios" seleccionamos la opción Nunca.

Optimizar Disco de Almacenamiento

Mantener las unidades de almacenamiento optimizadas en cuanto a desfragmentación y ausencia de errores es imprescindible si quieres acelerar y optimizar Windows 10.

  • Abre el Explorador de archivos [ Windows + E ] selecciona la unidad C: con el botón derecho del ratón y haz clic en Propiedades.

  • Selecciona la pestaña Herramientas y selecciona Optimizar.

  • En la ventana "Optimizar unidades" selecciona todas las unidades y haz clic en Optimizar.

  • Repite el proceso en todas las unidades que tenga tu sistema.

Recomendación: tener la optimización programada activada para que se realice de forma automática, con una frecuencia mensual y para todas las unidades.

¡Listo! Windows 10 Optimizado

Mantén siempre el menor número de aplicaciones en segundo plano posible, desinstala los programas que no utilices y deshabilita las opciones de configuración que no te sean realmente necesarias.

Con esto tendrás Windows 10 lo más optimizado posible para trabajar con ordenadores antiguos o de bajo rendimiento.

Siempre que se cumplan los requisitos mínimos, estos equipos suelen funcionar mejor con Windows 10 optimizado que con las versiones anteriores del sistema operativo de Microsoft.


MASPC LTD - All rights reserved ©